PIZZA DE SALCHICHAS Y BRÓCOLI

0
281
pizza de salchichas y brócoli

Pizza de salchichas y brócoli

Creo que hay pocas comidas en este mundo de las que se pueda decir que gustan a todos ( o casi todos). Seguramente una de ellas sea la pizza. ¿Y es que quien se resiste a una buena pizza?. La clave quizás sea esa…una BUENA pizza. Todos hemos comido pizza en esos restaurantes de comida rápida, que están bien para salir del paso, pero seamos justos… ¿se pueden considerar buenas pizzas?. Bueno pues hoy os traigo una pizza de salchichas y brócoli que desde luego está en esa categoría.

Cuando veáis lo fácil que es hacer pizza en casa vais a dejar de pedirla a domicilio. Os lo aseguro. La receta de la masa es una receta básica así que podéis hacer mil combinaciones distintas con los ingredientes que más os gusten. Yo en este caso, inspirándome en una receta que le vi hacer al gran Jamie Oliver, he hecho esta pizza de salchichas y brócoli. De verdad, no os podéis imaginar lo buena que está. Y si no os gusta el brócoli yo os animo a probarla de igual forma, porque su sabor apenas se nota y no tiene nada que ver con el sabor del brócoli hervido al que estamos acostumbrados ( que a mí tampoco me entusiasma la verdad).

Estamos a jueves, el fin de semana se acerca…. ¿Quien quiere pizza?

pizza de salchichas y brócoli

PIZZA DE SALCHICHAS Y BRÓCOLI

INGREDIENTES (para dos personas):

  • Salsa de tomate ( si es casera mucho mejor)
  • 3 o 4 salchichas (longaniza) frescas
  • Brócoli ( limpio y cortado en trocitos pequeños. Evitando el tallo que es más duro)
  • 2 o 3 champiñones ( yo he utilizado Portobello)
  • Queso (el que más os guste, puede ser desde Mozzarella hasta queso Idiazabal).

Para la masa de la pizza:

  • 200 gr de harina de fuerza
  • 50 gr de sémola de trigo duro
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de azúcar moreno
  • 4 gr de levadura seca de panadería (medio sobre aproximadamente)
  • 165 gr de agua templada

pizza de salchichas y brócoli

ELABORACIÓN:

-Comenzaremos a preparar la masa unas dos o tres horas antes del momento en el que vayamos a comernos la pizza. En mi caso, hice la masa el día anterior. Esto nos permite organizarnos mejor el tiempo y además nos ahorra tiempo de amasado, ya que si metemos la masa toda la noche en el frigorífico esta se amasa «sola».

-Para la masa mezclamos la harina, la sal y la sémola en un bol grande ( en el bol de la amasadora si la tenemos). Hacemos un hueco en el medio y reservamos.

-En un cuenco o en una taza vertemos el agua templada y le añadimos el azúcar y la levadura de panadería. Mezclamos con un tenedor y dejamos reposar unos 5 minutos. Pasado este tiempo vertemos la mezcla en el hueco que hemos hecho en la harina y con la ayuda de un tenedor vamos mezclando bien.

-Cuando veamos que el agua con la levadura está integrada pasamos la masa a una superficie limpia y comenzamos a amasar. Si disponemos de amasadora podemos hacer todo el proceso con ella.

-Ahora vienen las diferencias en función de cuando vamos a comernos la pizza:

-Si vamos a hacer la pizza en el mismo día necesitaremos amasar durante al menos 10 minutos hasta que la masa esté suave y elástica. Una vez que esté bien amasada hacemos una bola y pasamos la masa a un bol limpio y ligeramente engrasado con aceite. Cubrimos con un paño de cocina limpio y dejamos levar hasta que doble su volumen. Una vez haya doblado su volumen desgasificamos ligeramente la masa con nuestras manos y la pasamos a una bandeja de horno en el que hayamos puesto un papel de horno.

-Si, por el contrario, vamos a preparar la masa con antelación, será suficiente con darle un ligero amasado hasta integrar bien los ingredientes. Pasamos la masa a un recipiente hermético ligeramente engrasado con aceite, cerramos y lo dejamos toda la noche en el frigorífico. Al día siguiente sacaremos la masa del frigorífico unas dos o tres horas antes de la hora en la que tengamos pensado comerla. Desgasificamos la masa y hacemos una bola. La pasamos de nuevo a un bol y la tapamos con un paño limpio. Cuando la masa se haya atemperado ( esto dependerá mucho de la época del año en la que estemos y del calor de nuestra cocina…) la pasamos a una bandeja de horno en la que hayamos puesto un papel de horno.

-A partir de aquí los pasos a seguir son los mismos. Una vez tengamos la masa en la bandeja para hornera, con las manos, vamos estirándola mientras le damos forma. Es mejor estirarla con las manos ya que si utilizamos un rodillo la masa perderá aire y eso hará que quede menos esponjosa.

-Precalentamos el horno a 250º.

-Una vez que tengamos la masa estirada prepararemos los condimentos. En una sartén saltearemos ligeramente las salchichas previamente troceadas. No hace falta que estén hechas del todo ya que se terminarán de hacer en el horno.

-Cuando las salchichas estén ligeramente doradas y a medio hacer las retiramos a un plato. En la misma sartén saltearemos ligeramente el brócoli. Lo justo para que pierda un poco de dureza.

-Extendemos una capa de tomate sobre la masa de la pizza. A continuación disponemos las salchichas y el brócoli. Por encima ponemos los champiñones en crudo y el queso. Yo he preferido, en este caso, poner poco queso ya que prefería que el protagonismo de la pizza lo tuviesen las salchichas y el brócoli. Vosotros podéis poner la cantidad de queso que más os guste.

-Hornearemos la pizza a 250º durante 7 a 10 minutos, hasta que la masa esté dorada. Pondremos  la bandeja en la parte más baja del horno. Esto hará que nos quede más crujiente.

pizza de salchichas y brócoli

Lista para servir. Buon profitto!!!!

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.