BRIOCHE CLÁSICO

0
135
Brioche clásico

Brioche clásico

Si hay un bollo famoso en todo el mundo ese es el brioche (junto con su primo el croissant). Un clásico de la repostería francesa que aunque parezca complicado realizar en casa en realidad no es una receta para nada difícil. Es una receta laboriosa (sobre todo si no se tiene una amasadora) pero su elaboración es fácil.

El brioche clásico es una masa enriquecida con mantequilla, mucha mantequilla. Eso es lo que lo hace tan rico. No es un bollo demasiado dulce por lo que se puede usar como acompañamiento de recetas saladas.

A mí como más me gusta es tostado en el desayuno, me parece un manjar.

Brioche clásico
RECETA DE BRIOCHE CLÁSICO

INGREDIENTES (para un molde de 21cm):

  • 300 gr de harina de fuerza
  • 3 huevos
  • 3 gr de levadura seca de panadería
  • 15 ml de leche tibia (una cucharada sopera grande)
  • 30 gr de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 150 gr de mantequilla
Brioche clásico

ELABORACIÓN:

-Cortamos la mantequilla en trocitos. Mezclamos la levadura con la leche tibia y dejamos reposar unos minutos.

-Ponemos la harina junto con el azúcar y la sal en un bol amplio, o en el bol de la amasadora. Hacemos un hueco en el centro de la harina.

-Vertemos la mezcla de leche y levadura y mezclamos con la ayuda de un tenedor. Añadimos los huevos uno a uno (añadiremos el segundo cuando se haya integrado bien el primero). Amasamos hasta integrar los huevos por completo.

-Una vez integrados los huevos añadimos la mantequilla poco a poco. Amasamos hasta obtener una masa lisa y homogénea. El proceso de amasado puede ser largo ya que necesitamos que el gluten se desarrolle por completo. Si lo hacemos con amasadora este paso no se nos hará tan pesado. Si no disponemos de amasadora podemos amasar durante dos minutos y dejar reposar la masa durante otros 5. Repetiremos la operación hasta que vemos que la masa está lista (puede llevarnos 40 minutos tranquilamente). Esta forma de amasar no es tan dura como hacerlo todo seguido y da muy buenos resultados.

-Una vez tengamos la masa lista, hacemos una bola con ella y la dejamos levar durante dos horas en un bol tapado con film transparente.

-Pasado este tiempo desgasificamos ligeramente la masa aplastándolas ligeramente. Le volvemos a dar forma de bola y la ponemos de nuevo en un bol limpio. Dejamos reposar la masa toda la noche en el frigorífico.

-Al día siguiente sacamos la masa del frigorífico y la dividimos en 8 porciones iguales. Les damos forma de bola y boleamos. Podéis ver como bolear una masa aquí.

Brioche clásico

-Colocamos las bolas de masa en el molde apretadoras bien contra las paredes. Dejamos reposar durante 2 horas o hasta que doble su volumen en un lugar templado y fuera de corrientes de aire.

-Precalentamos el horno a 190º. Cuando el broche haya doblado su volumen introducimos en el horno. Pasados 10 minutos bajamos la temperatura del horno a 180º y dejamos otros 30 minutos (40 en total).

-Si tenemos dudas de si está totalmente cocido podemos pincharlo con un palillo.

-Sacamos el brioche del horno y estando todavía caliente ( con mucho cuidado) lo desmoldamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.