BAGELS

0
1693
bagels
Rate this post

Bagels

Normalmente cuando pensamos en bagels nos viene a la cabeza la ciudad de Nueva York. Allí son típicos. Todos los hemos visto en las películas o las series de televisión. Pero su orígen es europeo, concretamente polaco. Los bagels son unas roscas de pan creadas por los judios polacos en el S.XVI. Con la inmigración judía a los Estados Unidos tras la Segunda Guerra Mundial comienzan a hacerse famosos en América.

La particularidad de los bagels es que antes de hornear se escaldan en agua hirviendo. De esta forma quedan esponjosos por dentro y ligeramente crujientes por fuera.

Aunque se pueden comer solos, se suelen rellenar a modo de bocadillo. Queso crema y salmón ahumado, bacon y huevo, mantequilla y mermelada, nutella… las posibilidades son infinitas.

RECETA DE BAGELS:

INGREDIENTES (para 4 bagels):

  • 300 gr de harina de fuerza.
  • 1 cucharadita de sal (5 gr).
  • 1 cucharadita de azúcar (5 gr).
  • 1 cucharadita de levadura seca (3 gr).
  • 1/2 cucharada sopera de aceite de oliva.
  • 150 ml. de agua tibia.
  • 1 huevo batido para pintar.
  • OPCIONAL: semillas de amapola o sésamo para espolvorear por encima.

ELABORACIÓN:

-Mezclamos la harina con la sal y el azúcar.

-Disolvemos la levadura en el agua tibia.

-Añadimos a la mezcla de la harina, el agua con la levadura disuelta y el aceite. Mezclamos hasta formar una masa blanda.

-Amasamos durante 10 minutos sobre una superficie enharinada o con un robot amasador. Una vez obtengamos una masa homogénea. Pasamos la masa a un bol engrasado con un poco de aceite y tapamos con un papel film.

-Dejamos levar la masa hasta que duplique su volumen (en mi caso tardó una hora y media aproximadamente, pero mi cocina estaba bastante fría).

-Una vez la masa haya duplicado su volumen la pasamos a una superficie enharinada y la aplastamos ligeramente para que pierda el gas del levado.

-Dividimos la masa en cuatro.

 

-Cogemos cada trozo y hacemos una bola con él. Con dos dedos hacemos un agujero en el centro para formar el bagel.

-Pasamos los bagels a una bandeja y los tapamos con un paño limpio. Dejamos levar hasta que doblen de volumen, preferiblemente en un lugar cálido (yo los deje cerca de la calefacción y tardaron aproximadamente 30/40 minutos en levar). Cuanto más frio sea el lugar donde dejamos reposar los bagels más tardarán en levar.

-Precalentamos el horno a 220º y ponemos un cazo con agua a hervir.

-Sin dejar que el agua hierva a borbotones, escalfamos cada bagel un minuto por cada lado. Con una espumadera los dejamos escurrir sobre un paño seco y limpio.

-Colocamos los bagels en una bandeja de horno y pincelamos con huevo batido. Si queremos espolvorearlos con semillas de amapola, este sería el momento.

-Horneamos los bagels de 20 y 25 minutos en la parte central del horno. Hasta dorar.

-Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Se pueden comer templados. El ideal es comerlos en el mismo dia en el que los horneemos. De un día para otro pierden frescura pero tostados están muy ricos. Se pueden congelar y sacar un rato antes de consumir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here